Valores Cristianos

No es necesario convencer a nadie de la gran necesidad de inculcar valores cristianos a nuestros hijos. Lo que nos corresponde es buscar maneras concretas y prácticas de inculcar valores positivos en otros con un resultado de madurez espiritual. Jesucristo “se hizo hombre” no solamente para morir en la cruz y redimirnos de nuestros pecados, sino también para mostrarnos cómo debe ser nuestra relación con el Padre Celestial y cómo debemos vivir en relación con los demás.

Es muy importante enseñar las Escrituras a los niños, comenzando desde una edad muy temprana. Muchos programas de estudios bíblicos para la Escuela Dominical y otros ministerios de la Iglesia ahora comienzan con material para los niños más pequeños. Desde sus primeros días, los padres terrenales de Jesús hicieron todo para cumplir con la ley de Moisés (Lucas 2:22,39).

Los padres cristianos deben cumplir con la Palabra de Dios, la Biblia, para que, igual que Jesús, sus hijos puedan crecer y fortalecerse, ser llenos de sabiduría y tener la gracia de Dios sobre ellos (Lucas 2:40). La enseñanza de la Palabra de Dios y el ejemplo de los padres y otros líderes espirituales es el comienzo de crear en el niño el concepto de quién es.

Lucas escribe que María y José llevaron a Jesús a Jerusalén “conforme a la costumbre de la fiesta” (Lucas 2:41-42). Ellos no solamente seguían la Ley, sino también las costumbres de lo que hoy en día serían para nosotros las actividades de la iglesia. He escuchado personas que dicen: “Nosotros no creemos en la Escuela Dominical porque eso no está en la Biblia.” ¡Algo muy absurdo! Claro que la Biblia no menciona la Escuela Dominical. Sin embargo, se trata de la “costumbre” que con más éxito se ha podido enseñar la Palabra, no sólo a los niños, sino a familias enteras. Si los padres no le dan prioridad al estudio de la Palabra, ¿cómo podremos esperar que los niños le den prioridad? Y si no estudiamos la Palabra para desarrollar valores en nuestra vida, ¿de qué forma inculcaremos los valores cristianos en los niños?

A los doce años de edad. Jesús se encontraba en el Templo entre los maestros, los doctores de la ley. Sus padres se asustaron cuando se enteraron que no estaba con ellos de regreso a Nazaret. Cuando lo encontraron, no supieron valorar lo que estaban viendo, aunque María luego “guardaba estas cosas en su corazón”.

A veces, nosotros como padres tenemos planes para nuestros hijos. Tal vez José no entendía lo que veía porque se imaginaba que Jesús le iba a seguir como carpintero. No es que eso estaba mal y, por cierto, Jesús le obedeció y por años trabajó como carpintero. Pero sabía cuál era su verdadero “negocio”. Lamentablemente, muchas veces son los propios padres los que no reconocen el potencial de sus niños.

“Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres.” No se sabe nada más de la niñez, ni la adolescencia, ni la vida como adulto de Jesús, hasta su bautismo. Pero qué más hay que saber. Si nuestros hijos y otros niños bajo nuestra responsabilidad espiritual pueden crecer en estatura, sabiduría y en gracia para con Dios y los hombres, lograremos el propósito que Dios nos ha dado para con ellos.

Vern Peterson
Pastor, padre y Gerente General de Editorial Patmos

About Editorial Patmos

¿Quién es Patmos? En 1999, Editorial Patmos fue establecido en Miami como una filial hispana de CPAD, la editorial evangélica más grande de Brasil. Hoy, Patmos es una de las principales editoriales de material de educación cristiana en español. Esta línea educativa incluye materiales de Escuela Dominical para todas edades, un revista única para educadores cristianos, y un número de libros apropiados para la capacitación de maestros. Patmos ha patrocinado o participado en un gran número de eventos relacionados con la eduación cristiana en los Estados Unidos, América Latina y Brasil.
Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>