Esté preparado

“Los planes nada son. La planificación lo es todo.” – Dwight D. Eisenhower

Lo único peor que presentar una lección desorganizada es tener que soportar una. Si el maestro no está preparado, toda la clase sugre, alumno por alumno. Pero lo que padece la clase ni se compara con el efecto que esto tendrá en usted. La falta de preparación producirá un máximo de tensión. Por eso le conviene prepararse, para que no tenga que sudar más tarde.

Reduzca la tensión de su día con planificación a tiempo. Comience temprano en el día. Primero, prepare su mente. Comience con pensamientos positivos. “¡Este será un buen día!” “¡Hoy haré lo que me he propuesto!”

Segundo, prepare su corazón. Lea del libro más positivo en su repisa: la Biblia. Que la poderosa Palabra escrita de Dios lo anime y que dirija su día.

Tercero, prepare su cuerpo. Haga bombear el corazón con buen ejercicio.

Cuarto, prepárese profesionalmente. Prepare un programa para el semestre y para la semana, y también para el día. Defina un horario y cúmplalo.

Es horrible malgastar un día.

Autor: Stan Toler (Momentos de meditación para Maestros)

Política de publicación: Nos reservamos el derecho de borrar comentarios ofensivos o que no corresponden al tema que publicamos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

2 thoughts on “Esté preparado