Cómo establecer una escuela bíblica eficaz (Parte 2)

Evalúe su escuela

Desarrolle pruebas para demostrar la eficacia de su escuela. ¡Sea honesto en su evaluación!

¿Cuenta usted sus números?

Descubra si está alcanzando a cada niña o niño desconectados de la iglesia en su comunidad.

No tenga temor de contar números, siempre y cuando sean los números de los que todavía planifica alcanzar.
Números fueron contados en el día de Pentecostés, y el número registrado ese día fue de 3000. Cristo contó los 5000 a quienes les dio de comer. Números representan las personas por quienes Cristo murió. Permítanos creer que cualquier iglesia en cualquier comunidad en los Estados Unidos puede crecer. Podemos crecer más y mejor. La mejor manera de alcanzar el número incalculable de niños y niñas en el país es alcanzando a los que están en su comunidad. Esto puede significar que tienen que comenzar haciendo un escrutinio de su vecindario.¿Enseña la palabra de Dios?
La Biblia es la semilla de vida que da vida. Nacemos, somos alimentados, iluminados, equipados para el servicio y respaldados por la Palabra de Dios. Todos los jóvenes deben aprender y practicar cómo usar este manual y brújula.

¿Está presentando la Palabra de Dios a cada vida y corazón?
Otras cosas pueden ser buenas, pero esto es lo mejor. ¡Siempre debe especializarse en lo mejor!

¿Está presentando la Palabra de Dios a cada vida y corazón?

¿Está ganado para Cristo?

¿Se les está presentando a los niños y niñas un Salvador viviente en la escuela bíblica? Esto es de extrema importancia. La infancia es el tiempo cuando Dios ha hecho los corazones tiernos. Llene los corazones de los niños a una edad temprana con el conocimiento de un Salvador personal que tiene un plan para sus vidas. Busque todos los medios para ganarlas para Cristo. Todos los intentos de reclutar jóvenes en el servicio del Señor y todos los programas que profundizan la vida espiritual y fortalezca la fe de los jóvenes son necesarios. Haga esto antes
de que un mundo traicionero los enrede en sus estándares de vida destructivos del alma.
Busque todos los medios para ganarlas para Cristo… Si los niños no son llevados a Cristo mientras todavía son jóvenes, el trabajo de evangelizarlos se hace cada vez más difícil. Si los niños y niñas no son ganados para Cristo e integrados
en la vida de la iglesia, dejarán la escuela bíblica y es probable que se pierdan para siempre.

Si los niños no son llevados a Cristo mientras todavía son jóvenes, el trabajo de evangelizarlos se hace cada vez más difícil.

Es probable que adolescentes que no se ganan para Cristo se aparten de la iglesia y entren a un mundo lleno de todo lo que les apartará más y más de Cristo. Establecerán sus vidas sin Dios y la iglesia. Cuando los jóvenes que no han tomado una postura de Cristo llegan a universidad, es extremadamente difícil ganarlos de nuevo a la iglesia, porque han aprendido a vivir sin Cristo.
Es bueno recordar que el punto culminante de conversión viene antes de la edad de 14. Después que las personas llegan a los 20 años de edad, la probabilidad de aceptar a Jesús es cerca a cero. El tiempo es de suma importancia para nuestras escuelas bíblicas.

Conoce más en «La escuela dominical efectiva» de Henrietta Mears, aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *