Estilos de aprendizaje

Estilos-de-aprendizajeCon toda seguridad luego de haber seguido los artículos sobre los estilos de aprendizaje  te sentirás un poco más cómodo(a) al estar frente a tus alumnos, ya te identificas más con ellos y les comprendes mejor.

A partir de este artículo  aumentarás tu visión al profundizar en algunos de los métodos que te ayudarán a cumplir con él objetivo (o los objetivos) que tú deseas que los alumnos lleguen al final de la clase.

Dos de las acepciones con las que la RAE define la palabra  método son: 1-es un procedimiento que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y enseñarla y 2- modo de obrar o proceder, hábito o costumbre que cada uno tiene y observa.

El objetivo de la lección es lo que debe determinar los métodos que se han de usar.

Los buenos métodos de enseñanza usan los sentidos, especialmente nuestra habilidad de aprender por medio de la vista, el oído y el movimiento. Muchos métodos usan más de uno  de estos sentidos, por ejemplo, cuando en clase improvisas un drama están presentes los tres mencionados anteriormente.

Hay alumnos que se identifican más con una modalidad que con otra. Los que aprenden mejor mirando se les denomina alumnos visuales. Los que aprenden mejor al escuchar se les llama alumnos auditivos. A los que necesitan del movimiento para aprender se les considera alumnos táctiles-cinéticos, táctiles por el sentido del tacto y cinéticos por los grandes movientos del cuerpo como la mímica o la danza.

Todos  los niños tienen una excelente habilidad para usar el idioma corporal, aprenden con los movimientos. A  los niños pequeños se les enseñará eficazmente si se usan métodos que requieran grandes movimientos corporales.

Ya en los primeros años de escuela algunos niños cambiarán su preferencia  por métodos que usen la vista, llegan a ser alumnos visuales.

Entre los diez y los doce años algunos niños preferirán oir antes que ver y moverse, serán alumnos auditivos.

Conozcamos  un poquito de cada uno de ellos, comencemos por los:

Alumnos auditivos:

Dicen que los alumnos recuerdan solamente el diez por ciento de lo que escuchan, pero los alumnos auditivos recuerdan mucho más que esa cantidad (los visuales y los táctiles-cinéticos recordarán posiblemente recuerden menos que esa cifra)

Estos alumnos no pueden tomar notas, eso les distrae y no pueden escuchar.

Necesitan poner toda su atención en lo que el maestro dice.

Cuando leen en silencio suelen mover los labios, mentalmente están haciendo los sonidos que le ayudan a la mente a captar la información.

Estos niños de preferencia auditiva suelen aprender muy bien en grupo.

A veces este tipo de alumno (cuando ya son mayorcitos)  pone una grabadora en su pupitre y de regreso a casa van escuchando  la grabación.

Las niñas, más que los muchachos aprenden mejor por medio de los métodos que tienen que ver con el oído.

Ya sabes porqué algunos de tus  alumnos aprenderán mejor cuando escuchan lo que les enseñas.

En nuestro próximo encuentro nos acercaremos a los otros dos métodos, aquí te esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *